Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Convenio MIDES-ASSE para fortalecer centro de rehabilitación

Buenas prácticas

Manual de buenas prácticas presentado en la oportunidad
Fecha: 15/12/2016
Autor: Presidencia
Foto: MIDES

El Ministerio de Desarrollo Social y la Administración de los Servicios de Salud del Estado se comprometieron a fortalecer el funcionamiento y las prestaciones brindadas en Casa de Gardel, un centro de rehabilitación para personas con discapacidad que incorporará la confección de prótesis, férulas y órtesis. Asimismo, está disponible un Manual de Buenas Prácticas para la atención sanitaria de estos ciudadanos.

El miércoles 14 las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) en nombre del Centro Nacional de Ayudas Técnicas y Tecnológicas (CENATT), y de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (Asse) en representación de Casa Gardel (Centro Nacional de Rehabilitación) acordaron la instalación de una policlínica de atención conjunta con técnicos de ambas instituciones, para la confección de prótesis, férulas y órtesis en el centro ubicado en Pablo Podésta 1421, Montevideo.

El MIDES trasladará los pacientes al centro a través de camionetas de la Comisión Nacional Honoraria de Discapacidad.

Para ASSE, que viene trabajando en la implementación de una Red de Rehabilitación, este convenio permite la incorporación de una nueva prestación en Asse, en el marco de la implementación de una red de rehabilitación.

Entre las prestaciones que actualmente presta Casa de Gardel se destacan hidroterapia y terapia ocupacional, además de contar con un equipo técnico de relevancia que incluye fisiatras y fisioterapeutas para el abordaje integral de los usuarios.

El centro se destaca por los tratamientos para lesiones medulares y cerebrales, vinculadas especialmente a accidentes de tránsito y accidentes cerebrovasculares, respectivamente.
En abril se firmó un convenio gracias al cual se fabrican órtesis, prótesis y férulas de miembros inferiores de forma conjunta en el Centro Nacional de Ayudas Técnicas y Tecnológicas (CENATT), para atienden las necesidades de pacientes amputados de ASSE.

Accesibilidad y derechos

El objetivo de Asse es la transformación de la Casa de Gardel en una institución modelo en rehabilitación, en coordinación con el Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis-MIDES), según afirmó la presidenta de ASSE, Susana Muñiz.

"Vamos revitalizando este servicio, queremos remover obstáculos y hacerlo más accesible; remover obstáculos para facilitar el acceso", indicó. Sostuvo que, si bien el abordaje de la discapacidad va más allá del sector salud, este representa un aspecto importante. "Queremos un país más justo, más solidario y más humano", expresó la jerarca.
En tanto, la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, indicó que la discapacidad tiene que ver con la salud, pero también tiene relación con la accesibilidad, cultura, vivienda y con ejercicio de derechos.

La jerarca dijo que en Casa de Gardel "estamos coordinando esfuerzos con Asse para concentrar en un sólo lugar la atención de las necesidades de las personas con discapacidad", dijo.

Manual de buenas prácticas

En este contexto se lanzó el “Manual de Buenas Prácticas para el Trato y la Atención de Personas con Discapacidad en el Ámbito de la Salud” que tiene como objetivo disminuir las barreras y facilitar el acceso de las personas con discapacidad a la atención sanitaria.

La publicación pretende ser un material tanto formativo como informativo, dirigido al personal de la salud, que apunta a sensibilizar y aportar herramientas para el trato y la atención de personas con discapacidad.

Desde la perspectiva del paradigma de derechos humanos y del modelo social de la discapacidad impulsado desde el Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis - MIDES) este material fue elaborado en conjunto con ASSE y contó con la participación de los colectivos vinculados al tema.

El Manual aporta material actualizado y sistematizado con los requerimientos esenciales a la hora de establecerse la relación y la comunicación entre personas con y sin discapacidad en la especificidad del ámbito sanitario; en pos del mejoramiento de la calidad de la atención, en el reconocimiento de su condición de sujetos de derecho y a luz de las disposiciones de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad.